Beneficios del Aikido

La práctica del Aikido se realiza descalzo, con los pies desnudos.

El desplazamiento en contacto suave con el suelo al practicar Aikido, masajea la planta de los pies, muy beneficioso para los órganos internos del cuerpo.

La reflexología masajea la planta de los pies para sanar y curar los óganos internos del cuerpo humano. 

Cada órgano está reflejado en un lugar concreto de la planta del pie.

Al igual que la reflexología, los desplazamientos circulares y sinuosos en Aikido, producen masajes continuos y agradables de los cuales salen beneficiados nuestros órganos internos.

El roce suave con el suelo, los cambios de presión a través de la flexión de las rodillas, las extensiones controladas de las piernas i el resto del cuerpo,  proporcionan un masaje agradable para el cuerpo entero, órganos internos y musculatura exterior.

Este es uno de los infinitos beneficios de la práctica del Aikido.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *