Etiqueta

Aplicar correctamente la etiqueta ayuda a tomar fuerzas y estimular nuestra atención, la paciencia, perseverancia, coraje y humildad y, otras cualidades y valores necesarios para el estudio de esta disciplina y la vida en general.

  • Si se olvida este espíritu, nos convertimos en personas sin ningún valor y el espíritu del Aikido se pierde completamente.      “Gozo Shioda”

Respeto,  hacia todos los compañeros de entrenamiento, el instructor y la sala donde realizamos el entrenamiento (Dojo).

El Saludo

El saludo es un gesto que se repite amenudo en la práctica del Aikido.

Es un gesto de gratitud hacia nuestro compañero hacia el instructor y hacia la salo dondo practicamos.

Saludaremos al compañero antes y después de entrenar.

Saludaremos al instructor cuando nos aclare una duda.

Saludaremos cada vez que entremos y salgamos del tatami.

Orden

Al inicio y final de cada classe, respetaremos el protocolo de la escuela, Sempai (alumno/practicante más antiguo) a la derecha y kohai (alumno/practicante más reciente o nuevo) a la izquierda de la fila.

Cuando el instructor pare la clase para hacer una explicación, iremos rápidamente a sentarnos en seiza (de rodillas). En este caso, no nos tendremos que colocar según el orden protocolarizado de inicio y final de la clase.

Dejaremos los zoris (zapatillas) bien colocadas y ordenadas en la entrada del tatami.

Higiene

Siempre vestiremos el dogui (kimono) limpio y en buenas condiciones.

Las uñas de las manos y pies, limpias y bien cortadas, para evitar accidentes.

Puntualidad

Procuraremos llegar al dojo unos minutos antes del inicio de la clase y, sentados en seiza (de rodillas), esperaremos el inicio del entrenamiento.

Procuraremos no salir del tatami durante todo el entrenamiento, así podremos mantener la atención y concentración todo el rato. Si por algún motivo tenemos que salir, pediremos permiso al instructor.

Relación Sempai – Kohai

Llamaremos Sempai al “hermano mayor”, al que ha empezado su entrenamiento antes que uno mismo y, le agradeceremos cada vez que nos dé un consejo para nuestra evolución.

El sempai dará siempre ejemplo de buen comportamiento y cortesía para mantener el buen espíritu en el dojo.

Llamaremos Kohai al “hermano pequeño”. Todos los sempai procuraran enseñar y cuidar a los kohai, para garantizar una buena actitud y armonia en el dojo.

Shite/Uke    

En el entrenamiento de Aikido Figueres se intercambian los roles de Shite (quien realiza la técnica) y Uke (el que ataca y, como resultado, recibe la técnica). De esta manera, en lugar de competir, lo que se trabaja es la propia progresión personal y ayuda a la progresión del compañero.

Tachi Waza/Suwari Waza

Las técnicas realizadas de pie las denominamos Tachi Waza; las técnicas que realizaremos de rodillas las denominamos SuwariWaza.

El 80% de las técnicas de base de que dispone el Aikido Figueres se pueden realizar en Tachi Waza y Suwari Waza. Esto implica un aprendizaje y control de nuestro centro de gravedad. Comporta una coordinación entre la parte baja (piernas), la media (cintura) y superior de nuestro cuerpo.

Ossaé/Nagué

En la práctica de este Arte Marcial, la técnica acaba con el control del compañero/adversario (ossaé) o su proyección (nagué).

Cuando hablamos de controlarlo nos referimos a inmobilizarlo en el suelo, boca  abajo, y neutralizando su centro de energía (hara). Al mismo tiempo de controlar y neutralizar al compañero, el Aikido tiene mucho cuidado en  protegerlo.

La proyección en la práctica del Aikido conlleva realizar “Xuts” volteretas adelante y atrás.
Los Xuts o volteretas, son muy beneficiosos para la salud. Proporcionan un masaje al cuerpo, al mismo tiempo que aprendemos otro tipo de estabilidad y control sobre nosotros mismos.

Mokuso

Estado de relajación y concentración en  que entramos al principio y al final de cada clase.

Alprincipio de la clase lo realizamos para dejar fuera del tatami todas las emociones y situaciones vividas durante la jornada, para prepararnos y concentrarnos en el entrenamiento que vamos a realizar.

Al final de la clase realizaremos Mokuso para relajarnos después del entrenamiento y poder recordar y retener todo lo que hemos  aprendido durante la clase.

Mokuso lo realizaremos sentados en seiza (de rodillas), con los ojos cerrados y la columna vertebral recta.

Mokuso nos enseña a concentrarnos, controlar nuestro estado emocional, conservar la atención, relajar la respiración y manetenernos conectados con el cielo y la Tierra.

El término “Osu”

La traducción literal es, “perseverancia bajo presión”.

Es una “expresión” muy utilizada dentro de la Escuela.

Utilizaremos esta expresión para agradecer un consejo, dirigirnos al instructor, saludar, despedirnos, pedir disculpas,…

Ossu contribuye a mostrar agadecimiento, humildad, paciencia, buena voluntad y sinceridad.

Esta expresión en Japón, es mayormente utilizada por los hombres.

Límites

Durante el entrenamiento, iremos con cuidado para sentir los límites del compañero, y no dañarlo.

Iremos con cuidado con los límites del tatami, columnas, paredes,…

Los miembros, respetaran el lugar de práctica y mantendran el Espíritu que reina en el Dojo.

Top